5 Consejos para ordenar tu almacén. 

  1. Mejora la experiencia de compra y aumenta las ventas

 

  • La distribución de los productos en tu almacén es muy importante, tanto para entregar una imagen ordenada, limpia y armónica a tus clientes, como para otorgar una experiencia de compra positiva y así, aumentar las ventas.

 

Un negocio organizado estratégicamente y con los productos a la vista de los clientes, no solo permitirá que estos encuentren más rápido lo que buscan y se motiven a comprar más, sino que también facilitará tu trabajo. Algunas de las ventajas de aplicar estos consejos, son optimizar los espacios, controlar mejor los inventarios, visibilizar las ofertas, fomentar el autoservicio de los clientes reduciendo los tiempos de espera, entre otras. Primero, te entregamos 4 consejos de base y luego algunos tips más simples ¡para que puedas comenzar cuanto antes!

 

  1. Clasifica los productos según relevancia

 

Usa el método “ABC”, para definir la relevancia de tu mercadería. Este permite clasificar tu inventario en tres tipos de productos para luego asignarles una ubicación según su grado de importancia.

Clase A: corresponde a los productos más vendidos, con alta rotación y/o grandes beneficios. Esta mercadería debe quedar en las zonas más vistas de tu almacén.

Clase B: considera productos con frecuencia de venta media y/o beneficios moderados. Ubica esta mercadería en sectores de mediana circulación o visibilidad.

Clase C: corresponde a los productos de baja rotación, ventas y/o beneficios. Dependiendo de lo que quieras conseguir, estos productos pueden quedar en zonas de mayor o menor visibilidad. 

 

  1. Detecta las mejores y peores zonas de tu almacén para ubicar los productos de manera inteligente.

 

Primero,  identifica aquellos lugares poco visibles o de difícil acceso para tus clientes. Por ejemplo, la parte alta de las estanterías o un rincón mal iluminado. Saca provecho a estos espacios y ubica los productos básicos o de primera necesidad como el azúcar y la sal.

Segundo, encuentra los espacios de mayor circulación y visibilidad. Por ejemplo, la entrada al almacén y las repisas que quedan a la altura de la vista. Aquí, puedes exhibir los productos más demandados y también las mercaderías que tengan poca rotación, ya que ayudará a impulsar su venta. 

En un almacén el espacio es limitado por lo que para ser eficiente hay que aprovechar al máximo el espacio vertical. Las estanterías son definitivamente la mejor solución para el aprovechamiento de las alturas.

  1. Define los sectores y secciones de productos

 

Agrupa productos similares según sectores, y luego separa y ordena los productos por tipo. Agregar letreros que señalen el nombre de cada sección también son de gran ayuda para orientar. 

 

Por ejemplo: sección de alimentos no perecibles (conservas, legumbres y tallarines); alimentos congelados (vegetales, carnes y helados); refrigerados (yogures, embutidos y quesos); snacks (papas fritas, frutos secos y dulces); líquidos (bebidas, jugos, alcohol). 

 

  1. Tecnología y automatización

 

Utilizar una aplicación (como la de Almacén Gurú) para el abastecimiento de tu almacén sin duda simplificará tu trabajo, ya que podrás pedir todo en un solo lugar y recibir en menos de 48 horas, optimizando el proceso. También podrás acceder a ofertas especiales y automatizar los pagos para llevar un orden de los gastos y planificar en la medida de lo posible los pedidos a realizar (gestión eficiente del stock). 

 

Otros consejos simples de rápida ejecución:

 

  • Ubica los productos nuevos o diferentes al lado de los más comprados. Esto ayudará a que el cliente los vea y se motive a probar la novedad.

  • Exhibe juntos los productos complementarios, por ejemplo, el pan cerca de los embutidos y quesos. 

  • Habilita un espacio con ofertas para darle mayor rotación a los productos que no se venden muy bien. Puedes ofrecer promociones, packs y descuentos.

  • Evita juntar algunos productos. Por ejemplo: alimentos frescos con productos de limpieza, pasteles con embutidos o vegetales con comida para mascotas.

  • Los precios de los productos también son importantes. Puedes poner letreros con los precios de cada producto, e idealmente que se vean de lejos (con plumones rojo, negro y papeles de colores).

  • Usa el sector de la caja para ofrecer productos pequeños y de bajo costo, como chicles, dulces y chocolates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DESCARGA LA APP